2.500 colegios confiscados, 30.000 profesores despedidos por sus supuestos vínculos con el movimiento Gülen


El subsecretario del Ministerio de Educación turco, Yusuf Tekin, dijo el domingo que han completado una purga de los miembros y las instituciones del movimiento Gülen en su ministerio, informó la agencia de noticias DHA.

“La lucha contra Fetö [nombre peyorativo utilizado por el Gobierno turco para el movimiento Gülen] en el Ministerio de Educación de acuerdo con el estado de emergencia declarado tras el 15 de julio [intento de golpe de Estado] se ha completado. Alrededor de 2.500 colegios, escuelas preparatorias y dormitorios vinculados con Fetö han sido cerrados y confiscados y puestos al servicio del pueblo turco. Alrededor de 30.000 maestros y personal vinculados a Fetö que trabajan para el ministerio han sido despedidos”, dijo Tekin durante una visita al distrito de Yusufeli en la provincia de Artvin.

Tekin también dijo que los objetivos del movimiento Gülen de infiltrarse en el currículo y los libros de texto han sido tratados.

Erdogan y el Gobierno del AKP persiguieron una campaña represiva contra el movimiento Gülen tras las operaciones de corrupción en diciembre de 2013, en la que estaban implicados el círculo íntimo del Gobierno y el entonces primer ministro Erdogan.

Erdogan también acusa al movimiento Gülen de haber planeado un intento de golpe de Estado en Turquía el 15 de julio de 2016.

A pesar de que el movimiento negó enérgicamente su participación en el golpe fallido, Erdogan lanzó una caza de brujas contra el movimiento después del golpe de Estado.

Un total de 62.895 personas fueron detenidas en 2017 como parte de las investigaciones contra el movimiento, según los informes del Ministerio del Interior.