12 personas detenidas mientras intentaban huir de la persecución posgolpe de Turquía a Grecia


Un total de 12 personas han sido detenidas por la gendarmería cerca de la provincia de Edirne durante el fin de semana mientras se dirigían a Grecia, según informaron los medios de comunicación turcos el domingo.

La agencia de noticias pro gobierno Doğan (DHA) dijo el domingo que la gendarmería detuvo a cinco personas en una zona militar cerca de la frontera griega de Turquía en Edirne. Todos los detenidos, entre ellos un académico despedido y tres empleados de escuelas privadas, tenían órdenes de arresto pendientes emitidas anteriormente por su presunto uso de la aplicación de mensajería por teléfono móvil ByLock.

La DHA también informó el sábado de que un grupo de personas fue acorralado en una zona militar restringida cerca del río Evros en Edirne, una pequeña provincia a lo largo de la frontera griega con Turquía. El control de identidad realizado por la gendarmería reveló que entre los detenidos había cuatro profesores que trabajaban en escuelas preparatorias que el Gobierno turco cerró debido a sus vínculos con el movimiento Gülen. El resto del grupo está formado por 4 niños y un hombre, que también fue despedido de su trabajo en el Ministerio de Finanzas por vínculos con el movimiento Gülen.

Tras el interrogatorio inicial, dos de los profesores fueron encarcelados a la espera de juicio, mientras que los otros tres adultos estaban a la espera de ser interrogados por el fiscal a cargo en el momento de redactar el presente informe. Se cree que los niños son entregados a sus familiares, como ocurrió en casos similares en el pasado reciente.

Miles de personas han huido de Turquía debido a una masiva de caza de brujas lanzada por el gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) contra simpatizantes del movimiento de Gülen tras un polémico intento de golpe el 15 de julio de 2016.

Mucha gente trató de escapar de Turquía por medios ilegales mientras el gobierno cancelaba sus pasaportes como miles de personas más. Los que logran huir, en su mayoría, solicitan asilo por una persecución cada vez mayor por parte del Gobierno turco.

El 13 de febrero, al menos tres personas murieron y otras cinco desaparecieron después de que un bote de goma que transportaba a un grupo de ocho personas volcó en el río Evros mientras intentaban escapar de la represión post-golpista en Turquía.

Al menos 3 víctimas de la persecución de Erdogan se ahogaron en su intento de cruzar el río entre Turquía y Grecia