11 detenidos más en Turquía por supuestos vínculos con el movimiento Gülen


La prensa turca informó ayer que 11 personas, tres de ellas mujeres, han sido detenidas en la provincia de Kahramanmaraş como parte de una investigación sobre el movimiento Gülen.

El Gobierno turco acusa al movimiento de orquestar un fallido golpe de Estado en julio de 2016 y ha perseguido a sus seguidores en una caza masiva de brujas.

El movimiento niega cualquier implicación en el fallido intento de golpe de Estado.

Los 11 detenidos están siendo investigados por ayudar a los familiares de las personas imputadas o detenidas por sus supuestos vínculos con el movimiento y por el uso de la aplicación de mensajería ByLock, la cual es considerada por el Gobierno como un signo de pertenencia al movimiento. A pesar de que la aplicación estaba ampliamente disponible en Internet, el gobierno cree que fue utilizada por los seguidores del movimiento para la mensajería encriptada.

Los medios de comunicación progubernamentales informaron que las detenciones tuvieron lugar en casas que los seguidores de Gülen utilizaban como escondites.

Como parte de la caza de brujas, cientos de miles de personas de todas las profesiones y condiciones sociales han sido objeto de investigación en Turquía por acusaciones de golpismo.